24 de julio de 2014 / 12:07 p.m.

Monterrey.- Una mujer de la tercera edad que está en silla de ruedas y también usa un andador, no es bien recibida en casa de sus familiares, a sus 90 años de edad.

En horas de la madrugada de este jueves, la señora Gregoria Martínez Herrera, con domicilio en la calle José López Hickman 2610, en la colonia Buenos Aires, al sur de Monterrey, se dio cuenta que nadie de sus seres queridos la quiere recibir para pasar la noche.

Su amiga Nancy López procedente de Guadalajara, acudió con su familia a visitar a doña "Goyita" y se enteró que la sobrina de la nonagenaria, Miriam Ivonne Vázquez, no la quería, sino al contrario, le dijo que se la llevara con otro sobrino al municipio de Juárez, Nuevo León.

Pero la señora al acudir con la anciana al domicilio del otro sobrino, este no le abrió la puerta, diciéndole que no quería a su tía.

Debido a lo anterior, la jalisciense acudió de nuevo a la colonia Buenos Aires y en las calles de Aquiles Serdán y Chapultepec, interceptó una patrulla de la Policía de Monterrey, a cuyos oficiales les platicó lo sucedido.

Martínez Herrera no quería ser llevada ante ninguna autoridad, sólo deseaba que la recibiera alguien de sus familiares, pero nadie le hizo caso.

La anciana reveló que a la fuerza fue llevada hace unas semanas a un asilo, pero no le gustó estar ahí.

Desafortunadamente se ha dado cuenta que nadie la quiere y aunque trata de arreglar su pensión y papeles en los Estados Unidos, tampoco le ayuda.

Personal de la Unidad Especializada para la Atención e Violencia Intrafamiliar y de Género de la Policía de Monterrey, se hizo cargo de la situación para darle seguimiento al caso.

Así, doña "Goyita" se la pasó durante la madrugada, tocando puertas de sus familiares, siendo despojada de su casa, papeles de una herencia, a sus 90 años de edad.

Foto: Iram Oviedo

IRAM OVIEDO