GUADALUPE SÁNCHEZ
3 de marzo de 2016 / 09:50 a.m.

Monterrey.- Durante casi dos años un regiomontano recibió constantes llamadas de cobranza de un banco por una supuesta deuda, debido a que sus datos personales fueron utilizados para causarle un desfalcó por más 300 mil pesos.

Este caso se suma otros más donde se presume el mismo modo de operar, en su mayoría a través de tramites de crédito inmobiliario.

Gregorio Ivan Martínez Ibarra es uno de los miles de afectados que señalan que ante la falta de respuesta del banco, tuvo que hacer investigaciones por su cuenta dando como resultado que fue un empleado del banco el que hizo las transacciones.

Se hicieron retiros en ventanillas por sumas superiores a los 25 mil pesos. El dinero fue sustraído de su cuenta de ahorro y se tramitó una linea crédito a su nombre por 316 mil pesos, del cual también se hicieron retiros.

“Faltaba dinero en mis cuentas me quedé totalmente en ceros. Todo esto sucedió en la sucursal Santander Centrika de Monterrey”.

Luego de tres meses de que presentó la reclamación ante la institución bancaria, le presentaron los contratos en los que se podía apreciar que las firmas no coincidían y se enteró de más irregularidades.

“Líneas de transferencia electrónica de esa línea de crédito a diferentes personas aquí en la ciudad de Monterrey.

“Personas a las que se les fue dinero de mi cuenta se encuentra: Manuel Alejandro Muñiz Pinzón, Severo Guerrero González, Blanca Idalia Cantú Almaraz y Ramiro Alfredo Rangel; no tengo ni idea, no se quiénes son, jamás los conocí”, asegura el afectado.

A pesar de todas las pruebas la respuesta del banco y de la Condusef no fue de ayuda, por lo que el afectado hizo investigaciones por su cuenta y logró dar con el responsable, quien ante la Procuraduría reconoció haber hechos las transacciones.

“El responsable de todo esto fue el ejecutivo bancario de nombre Juan Adrián Macías Rodríguez, lo contactamos, confesó hay documento de él donde firma una confesión y se compromete a resarcir el daño, se hizo ante la agencia número 1 de delitos en general en la ciudad de Monterrey y no cumplió”.

Desde enero su paradero es desconocido y no se ha iniciado un proceso de búsqueda de esta persona; el cual presuntamente dejó de laborar en el banco sin implicaciones legales en su contra, mientras la institución tampoco respondió al afectado.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, presentan cifras alarmantes.

Las reclamaciones de clientes ante Condusef, por posible robo de identidad en bancos en el 2015 son 28 mil 258.

Santander 14 mil 461
Banamex 4 mil 186
HSBC 2 mil 970


En 2015, el monto reclamado por los usuarios ascendió a 118 millones de pesos, 19% más que lo reclamado en 2014.

Fuente:
Condusef.