AGUSTÍN MARTÍNEZ
22 de julio de 2015 / 10:40 p.m.

Monterrey.- Las lesiones de los pasajeros que resultaron afectados en el accidente del autobús en Ciénega de Flores no son de consideración, informó una fuente de la Procuraduría de Justicia.

Ante esas circunstancias, se espera que en el transcurso de las próximas horas sea liberado el conductor del vehículo de transporte colectivo.

El vocero del Ministerio Público indicó que de los 27 lesionados, solamente cuatro presentan traumatismos de los considerados “de no y más”.

Es decir, sus heridas no ponen en peligro la vida, pero tardan más de 15 días en sanar, aunque sus condiciones de salud son estables y se encuentran fuera de peligro.

El resto, se trató de golpes diversos o lesiones leves, que permitieron a los afectados abandonar los hospitales horas después del percance.

En ese sentido la fiscalía de Apodaca continúa integrando la respectiva carpeta de investigación, y ya solicitó los dictámenes médicos evolutivos de los lesionados.

También recabó la declaración de testigos y del propio operador de la unidad, quien se identificó como Arturo Castillo, de 40 años.

Esta persona podría quedar libre en las próximas horas, en caso de que la compañía transportista para la que labora se comprometa a respaldar económicamente a los usuarios afectados.

El accidente tipo salida de camino y volcadura se registró cerca de la medianoche del martes en el kilómetro 24 más 500 de la carretera a Laredo, justo donde se divide la circulación a la autopista de cuota.

Varios pasajeros señalaron que el chofer se equivocó cuando debía continuar por la vía libre, pero durante la maniobra perdió el control del volante y la unidad abandonó la carpeta asfáltica.