REDACCIÓN
17 de diciembre de 2015 / 07:12 a.m.

Monterrey.- Aunque en el 2011 las autoridades establecieron su participación en tres secuestros, en los que obtuvieron un botín de 13 millones 358 mil 400 pesos, el húngaro Aarón Bosques Montes y tres de sus cómplices recibieron sentencia absolutoria y quedaron en libertad, porque acreditaron haber sido víctimas de una detención prolongada.

Fue el juez segundo penal y de preparación de Monterrey quien absolvió de los delitos de privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro y agrupación delictuosa a Bosques Montes y sus coacusados Alan Ritchy Lucio Castillo, Abraham Azael López Rocha y Moisés Alejandro Narro Hernández.

De acuerdo al proceso criminal que concluyó el juzgador, Aarón Bosques quedó exonerado en los dos secuestros que le atribuían, entre esos el de un doctor al que retuvieron 30 días y por el que recibieron el pago de un rescate de 11 millones 400 mil pesos.

Mientras que los otros tres liberados fueron absueltos por el único plagio en el que se les había involucrado.

Fue en junio de 2011 cuando Bosques Montes fue señalado como líder de la banda de secuestradores que fue denominada de Los Gitanos, y al ser capturado, después de regresar de varios viajes, quedó recluido en el Cereso de Cadereyta.

Actualmente, en ese centro penitenciario se encuentran otros ocho supuestos integrantes de la banda que siguen procesados en diversas causas criminales, en las cuales fueron señalados como participantes en otros secuestros.

Ellos son procesados por los mismos delitos por los que fue exonerado Aarón Bosques, El Húngaro.