redacción
4 de febrero de 2016 / 07:22 a.m.

Monterrey.- Porque no había suficientes pruebas en su contra, los dos jóvenes que fueron detenidos por supuestamente haber grafiteado un vagón del Metro, quedaron en libertad y el agente del Ministerio Público continúa integrando la carpeta judicial del caso.

Los probables responsables que ocasionaron daños a dos de los carros del transporte Metrorrey, salieron de la cárcel a unas horas de su detención.

Ahora, los representantes del Sistema de Transporte Metrorrey deberán reunir suficientes evidencias para que, de acuerdo al nuevo Sistema Acusatorio, el fiscal pueda presentar a los jóvenes ante un juez de control para que les defina la situación legal que deben enfrentar por los hechos que les atribuyen.

Las firmas de grafiti fueron descubiertas la madrugada del domingo 31 de enero en la estación Cuauthémoc.