17 de junio de 2014 / 10:54 p.m.

Monterrey.- La mujer que, por estar en estado de ebriedad descuidó a su bebita de 51 días de nacida, quien murió al caérsele en dos ocasiones de la cama en la que dormían, abandonó las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones, después de permanecer varias horas bajo investigación.

Fue el agente del Ministerio Público que inició la averiguación del caso, quien resolvió la situación legal de Rosalva Méndez Martínez, de 20 años de edad.

El representante social tomó esa determinación al confirmar con diversas pruebas periciales la versión que dio la joven, inmediatamente después de que se reportó el deceso de la pequeña a la que llamaba Vianney, porque no la había registrado.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL