alan elí perez
28 de diciembre de 2015 / 10:28 a.m.

Monterrey.- La madre y el padrastro que fueron detenidos el pasado viernes 25 de diciembre luego de que presuntamente se vieron inmiscuidos en el asesinato del hijo de la mujer, ocurrido en un taller de tráileres, en el municipio de Allende, fueron liberados.

Lo anterior porque las pruebas periciales revelaron la inocencia de ambos, por lo que tanto Heidi Matheu Jiménez y su pareja Alejandro Saldívar Morales quedaron absueltos.

Debido a dicha resolución, el único que quedó bajo custodia oficial fue José Cardoso Ortega, de 55 años, quien aparentemente fue encontrado alcoholizado y con la ropa ensangrentada a unos metros del cuerpo del menor de 9 meses, Walter Alexander Matheu Jiménez, quien fue asesinado en el lugar.

Según lo informado durante la audiencia celebrada ayer en la sala 4 del Palacio de Justicia, el trabajador apodado El Chepo, golpeó al bebé con una pala, hecho que provocó las heridas en la cabeza y oídos, las cuales derivaron en la muerte del menor.

Durante la diligencia oficial, el presunto responsable se abstuvo de declarar y solicitó una ampliación del plazo constitucional por lo que la audiencia fue reprogramada para el próximo martes 29 de diciembre, fecha en la que será resuelta su situación legal.

Debido a la gravedad de las acusaciones, Cardoso Ortega estará bajo prisión preventiva al interior del Penal del Topo Chico, y de ser encontrado culpable, el presunto homicida podría alcanzar una condena de entre 25 y 50 años de cárcel.