REDACCIÓN
15 de junio de 2016 / 07:04 a.m.

Monterrey.- El único sentenciado por el robo de los 311 mil 626 juegos de placas del Instituto de Control Vehicular, Homero González López, promovió un incidente de libertad anticipada, por lo que su defensa espera que la recupere antes de que se cumpla el cuarto aniversario de su detención, la cual ocurrió en julio del 2012.

Su abogado y hermano, Cuauhtémoc González, hizo la petición al juez de ejecución de sentencias, quien deberá analizar la situación y resolver si procede o no la liberación de Homero.

Para eso, el representante del Poder Judicial solicitó informes a las autoridades del Cereso de Cadereyta, donde Homero González, permanece recluido casi desde su detención.

Trascendió que fue en el transcurso del fin de semana, cuando dicho juzgador recibió datos de la situación actual de Homero en el reclusorio.

En el informe se menciona que el reo ha cumplido, hasta el momento, con mil 200 días de trabajo y participa en diversas actividades con muy buena conducta.

Presuntamente, lo mencionado en ese informe favorece a Homero González para conseguir su cometido.

A eso se suma que en la apelación que ganó el pasado mes de mayo, los magistrados de la Tercera Sala Colegiada lo favorecieron al dejar indeterminado el monto que le reclamaron en su momento los funcionarios del Instituto de Control Vehicular, el cual ascendía a 68 millones 515 mil 793 pesos.

En la resolución que emitieron, los magistrados también le redujeron 4 años la pena de 9 y seis meses de prisión que le había impuesto el juez segundo penal y de preparación de Monterrey.

Mientras, Homero González sigue luchando por conseguir pronto su libertad, el principal supuesto responsable del robo, su también hermano, Santiago, tiene pendiente la orden de aprehensión que se le giró y continúa prófugo de la justicia.