REDACCIÓN
13 de mayo de 2015 / 08:38 p.m.

Monterrey.- El joven que perdió el control de la revolvedora que chocó contra un taxi y causó la muerte de dos personas y las lesiones graves de otra, está libre, pero quedó vinculado a proceso, y si este jueves no cubre 30 mil pesos de garantía que le impuso un juez regional, podría perder su libertad.

Ricardo Banda González fue notificado este martes de la determinación del juzgador que lo consideró presunto responsable de los delitos de lesiones y homicidio calificado.

De acuerdo a la carpeta judicial que le integra el fiscal Pedro Terán Sánchez, él incurrió en esos ilícitos por haber provocado la muerte de Josué Mezano López, de 25 años, y Faustino Ortiz Garza, de 68; así como las lesiones graves de José Luis Rangel Espinoza, quien lucha por su vida en el Hospital Universitario.