4 de octubre de 2014 / 12:41 p.m.

Monterrey.- Luego de tres horas de búsqueda, el  hombre  que  fue arrastrado por la corriente del  arroyo El Obispo, fue encontrado muerto en el río Santa Catarina.

Pero un menor que acompañaba a la víctima, aún era buscado por elementos de auxilio a lo largo del cauce.

La localización del fallecido fue realizada por elementos de Protección Civil de Santa Ctarina, San Pedro y Monterrey, los cuales se coordinaron desde el momento en que se dio la voz de auxilio.

El hombre de 35 años de edad y  un menor entre 6 y 10 años de edad, fueron arrastrados por la corriente alrededor de las 9:30 de la noche, del viernes

Trascendió que los hechos ocurrieron a la altura de la calle 24 de febrero, en el sector de El Obispo, cuando ambos intentaron cruzar una de las calles del mencionado fraccionamiento.

Desde ese momento, se organizó un fuerte despliegue de efectivos de rescate, en los cuales participó también Protección Civil del estado; los elementos comenzaron la búsqueda con la esperanza de poder ayudarlos.

Más de 50 rescatistas se deplegaron a lo largo de cuatro kilómetros del arroyo y el río Santa Catarina. Para ello se dispuso que elementos se apostaran en diferentes puntos a lo largo del río, uno de ellos fue a la altura del Puente Atirantado, Venustiano Carranza, Pino Suárez, Zaragoza, puente Guadalupe y Félix U. Gómez.

Alrededor de las 10 de la noche del viernes, los rescatistas fueron alertados de que el hombre y el menor los llevaba la corriente a la altura del puente La Unidad.

Ante la premura del tiempo, los socorristas que llegaron a ese punto, lanzaron al agua dos salvavidas (donas) con la idea que  se afianzaran a ellos y tener una oportunidad de ayudarlos. Después de este intento las horas pasaron y la esperanza de encontrarlos con vida fue disminuyendo.

Utilizando linternas y caminando por la orilla del afluente, atorado entre los matorrales del río Santa Catarin, el cuerpo de uno de los dos desaparecidos fue localizado.

El cadáver estaba a la altura de la colonia Del Carmen, boca arriba y completamente desnudo.

Tras confirmar los hechos, las unidades de rescate fueron concentradas sobre los carriles de la avenida Morones Prieto, tres rescatistas aseguraron el cuerpo y permanecieron en ese sitio, hasta que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones llegaron al lugar.

Asimismo personal de servicios periciales, utilizaron una cuerda para bajar al lecho y después caminar alrededor de 70 metros, cruzando una de las corrientes del río, para llegar hasta donde estaba el cadáver.

Con el apoyo de los rescatistas, los restos fueron amarrados a una de las líneas y llevado hasta la orilla de la avenida, donde fue subido a la unidad de trasladados y depositado en el anfiteatro del Hospital Universitario.

FOTO: Marcial Pasarón

MARCIAL PASARÓN