AGUSTÍN MARTÍNEZ 
8 de mayo de 2017 / 07:39 p.m.

MONTERREY.- Como parte de las indagatorias tras el aseguramiento de un arsenal la semana pasada, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones catearon una quinta en Cadereyta, donde encontraron restos humanos enterrados, armas y drogas.

Trascendió que el inmueble, posiblemente arrebatado a su propietario por la delincuencia organizada, era usado como guarida y casa de seguridad.

La incursión policiaca se llevó a cabo durante la noche del domingo y la madrugada del lunes.

La finca campestre se localiza en la Hacienda La Senda, por el camino a la comunidad Las Abras, 20 kilómetros al sur de Cadereyta.

Reportes extraoficiales indicaron que en el acceso de la finca fue encontrado un fusil AR-15, y en las habitaciones se aseguró una bolsa con mariguana.

En la parte posterior del edificio de una planta los peritos y agentes ministeriales localizaron una bolsa que contenía restos de cinta adhesiva color plata, y un costal con varios uniformes de Policía.

También encontraron 22 cartuchos útiles calibre .223, y ocho más correspondientes al calibre 7.62 por 39.

Al efectuar un rastreo en el patio de la quinta se ubicó una fosa clandestina, donde había restos óseos de una persona, a 55 centímetros de profundidad.

Esta indagatoria se desprendió del aseguramiento, el pasado miércoles 3 de mayo, de una camioneta abandonada, en la que varios desconocidos dejaron armas y equipo táctico en las inmediaciones de La Senda.