REDACCIÓN
27 de abril de 2016 / 07:33 p.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia ubicó al taxista que secuestró a punta de pistola, a una estudiante de la Universidad Autónoma de Nuevo León y, presuntamente, integran la carpeta judicial del caso, sin detenido.

Aunque manejan con hermetismo el caso, un vocero de la dependencia aseguró que elementos de la Agencia Estatal lograron dar con el paradero del presunto secuestrador que puso en riesgo la integridad física de la universitaria, identificada con el nombre de Denisse, de 21 años de edad.

Afirmó que el representante social inició las investigaciones sin detenido, aparentemente, porque ya no había flagrancia en los hechos que ocurrieron el pasado lunes alrededor de las 15:00 horas.

De acuerdo a la denuncia por la que se inició la investigación, la joven estudiante explicó que el incidente que vivió inició en el municipio de San Nicolás, donde abordó el vehículo de alquiler y terminó en un baldío del municipio de Escobedo, donde los esperaban otros tres sujetos que la amordazaron y durmieron.

Precisó que fue en la avenida Fidel Velázquez, donde solicitó los servicios del taxista y le pidió que la llevara a un banco de avenida Universidad.

La jovencita mencionó que mientras iba en el auto, se descuidó mensajeando con su pareja y con una llamada telefónica que recibió.

Aseguró que el ruletero aprovechó esa situación, desenfundó una pistola mientras manejaba, y la amagó.

Comentó que inmediatamente después, por frecuencia le reportó a alguien "traigo posible conejita", y se dirigió hacia la carretera a Laredo, pasando semáforos en rojo de la avenida Universidad.

Agregó que en el transcurso de la madrugada del martes, despertó sentada en un sillón en un cuarto, donde la observaban los sujetos que la volvieron a subir al vehículo de alquiler, en el que la trasladaron hasta el sitio donde finalmente se liberó.

Además del taxista responsable al que la joven describió como de tez aperlada y cabello abundante, el cual portaba un reloj grande en su mano, los investigadores también iniciaron la búsqueda de sus tres cómplices.