27 de febrero de 2014 / 01:36 a.m.

Monterrey.- Después de 25 días de estar prófugo de la justicia, Ricardo Calderas Guevara el presunto responsable de la agresión a un aficionado de Tigres después del clásico 102, fue detenido.

Él se escondía en la casa de unos familiares, ubicada en el Barrio Acero de Ciudad Solidaridad, en el norte de Monterrey. El procurador, Adrián de la Garza detalló el operativo de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Calderas Guevara está arraigado y se investiga sí hay participación de más personas en la agresión y robo, como lo refirió el afectado en su declaración.

Además del delito de violencia en espectáculos deportivos y lesiones, el detenido enfrenta un delito grave como el robo con violencia.

El joven difundió por redes sociales haber sido el autor de la agresión contra Cruz Alvizo Domínguez, quien después de haber sido golpeado, permaneció hospitalizado y fue intervenido quirúrgicamente.

Sandra González