10 de febrero de 2014 / 12:41 a.m.

Monterrey.- Un menor de edad y su madre resultaron lesionados tras caer de un camión de la ruta Estanzuela, ya que el operador no esperó a que subieran, pero el problema fue que pese a que los hechos se dieron en la colonia Contry, la unidad número 72 se regresó al sur de la ciudad, y fue en la entrada al Fraccionamiento Rincón de Valle Alto donde llamaron a la Cruz Verde.

El incidente ocurrió alrededor de las 17:00 horas de este domingo en la avenida Garza Sada, en donde la señora Yolanda Téllez Licea, de 43 años de edad y su hijo Eduardo López Téllez, de 5, iban a subir al camión en una parada de una reconocida plaza ubicada en Garza Sada, casi en su cruce con Alfonso Reyes.

La mujer llevaba en los brazos a su pequeño cuando el operador de nombre Juan Carlos Sánchez, de 43 años de edad, no esperó a que subieran y aceleró, dejando por unos minutos atrapada la pierna de la mujer y luego ambos cayeron al piso.

Norma Marroquín González, quien acompañaba a los lesionados, platicó que pidió al chofer que llamaran a la Cruz Verde, pues ella no traía celular y el hombre lo que hizo fue bajar el pasaje, y pidió a los lesionados que subieran, posterior a esto retornó la unidad por Alfonso Reyes hacia el sur de Monterrey.

Fueron siete kilómetros del lugar del accidente hasta donde fueron atendidos los lesionados, ya que a decir de la mujer Sánchez Zurita, llamó a su patrón para que le dijera qué hacer.

Posteriormente llegaron los paramédicos de la Cruz Verde para atender a los accidentados, donde la mujer presentaba lesiones en el cuello y el niño con golpes en uno de los brazos. Ambos fueron trasladados al Hospital Metropolitano.

En tanto, Marroquín González llamó de un teléfono público a tránsito, quienes consignaron  al operador ante el Ministerio Público donde rendiría su declaración.

MARILÚ OVIEDO