redacción
9 de septiembre de 2015 / 08:07 p.m.

Monterrey.- Las pruebas toxicológicas que le realizó la Procuraduría de Justicia a la mujer que presuntamente asesinó a su bebé y dejó lesionados a sus otros dos hijos, revelaron que ingirió pastillas, pero aún se investiga si era un medicamento prescrito, si se lo dieron al entrar al hospital o las tomó antes de protagonizar la tragedia familiar.

De acuerdo a los resultados de dicha pericial, Andrómeda Elisa Cordero Flores, quien permanece detenida con custodia en el Hospital Universitario, infirió el fármaco Valium o diazepam.

Hasta el momento, la madre de familia no ha podido comparecer ante el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial por el infanticidio que cometió y las lesiones graves que les causó a sus otros hijos, a quienes atacó en su domicilio ubicado en la calle Juan de Apolas 2859, de la colonia Rincón de las Cumbres.

Pero, si recabaron la declaración de su esposo Jesús Campos, quien confirmó que hace una semana fue agredido con un arma blanca por parte de Adrómeda Elisa.

El día que ocurrieron esos hechos, el afectado de oficio abogado, aseguró que había resultado herido durante un supuesto intento de asalto del que había sido víctima.

Sin embargo, después de que trascendió lo que había hecho su esposa, Jesús Campos terminó por revelar que desde la semana pasada se incrementaron los índices de violencia de Andrómeda, quien le causó una herida en una mano y otra en un costado.

Confirmó que las constantes discusiones que tenían eran por sus problemas con las bebidas alcohólicas que consumía.

Se espera que en las próximas horas, el representante social presente a Andrómeda Elisa ante el juez de control que va a iniciarle el juicio correspondiente.