10 de diciembre de 2014 / 05:07 p.m.

Monterrey.- A pesar de que las primeras investigaciones de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León desecharon que el móvil del asesinato de una menor de un año en el municipio de San Nicolás, fue por una venganza de un ex empleado del padre; la mamá de la pequeña sostiene que ésta fue la causa del ataque.

Durante el funeral de la bebé, Juana Alicia Gómez García, de 29 años, mencionó que pasadas las 22:30 horas del lunes, una persona sin identificar, llegó al domicilio de la familia en la colonia Peña Guerra, para pedirle trabajo a su esposo, Omar González, en el taller de hojalatería del que es dueño.

Según la madre de la víctima, tras una pequeña conversación, la persona se retiró del lugar, pero minutos después regresó al domicilio, pero en esta ocasión dijo que iba por órdenes de Víctor Hugo Cabral Díaz, un ex empleado de Omar, a quien habían despedido por sus constantes faltas.

En ese momento, la persona pidió la indemnización de entre dos mil y dos mil 500 pesos, que la familia le debía a Cabral Díaz, pero Omar le dijo que se la daría el martes, como ya se lo habían hecho saber a Víctor.

Tras recibir esta respuesta, la persona disparó en varias ocasiones en el domicilio, hiriendo a la menor que estaba dentro y a Omar, quien permanece internado en el Hospital Universitario.

ERAN AMIGOS

La mamá de la bebé, dijo que Víctor y Omar tenían una amistad desde hace 15 años, pues se conocieron desde que cursaban la secundaria.

Incluso, aseguró Juana Alicia, en varias ocasiones le prestaron dinero para solventar situaciones difíciles y hasta durmió en casa de la familia afectada.

La declaración de la madre señala que Víctor habita en el mismo sector que ellos.

DESPIDEN A LA BEBÉ

El cuerpo de Esmeralda Valentina Rosales  Gómez está siendo velada en capillas del municipio de Guadalupe y más tarde será trasladado al panteón La Piedad en Juárez, Nuevo León.

Aunque el padre de la víctima sigue hospitalizado, se espera que a mediodía pueda asistir al velorio de su pequeña.

La familia exige justicia en este caso y piden a las autoridades y comunidad en general, que les brinden apoyo, pues no cuentan con los recursos económicos para pagar la cuenta que se ha generado en el Hospital Universitario.

FOTO: Marcela Perales

CON INFORMACIÓN DE MARCELA PERALES