AGUSTÍN MARTÍNEZ
14 de septiembre de 2017 / 10:49 a.m.

EL CARMEN.- Un taxista Uber murió y tres pasajeros, entre ellos una niña de 2 años, resultaron heridos, al ser atacados a balazos por varios delincuentes en una colonia de la zona norte.

La víctima mortal se disponía a cambiar una llanta que se había ponchado, cuando fueron blanco de la agresión por parte de hombres que se desplazaban en otro auto y en una motocicleta.

El ataque ocurrió poco después de las 22:00 del martes en la calle Emilio Aguinaldo, entre Juan Domingo Perón y Matías Delgado, en la colonia Libertadores de América, que se ubica en las faldas del cerro del Topo Chico.

Como Gustavo Guardiola Pérez, de 26 años de edad, fue identificada la víctima del ataque, quien habitaba en una colonia del municipio de El Carmen, Nuevo León.

En el sitio del homicidio fueron atendidos por paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana dos jóvenes de 27 años y la hija de uno de ellos, de tan sólo 2 años y 8 meses de edad.

Se trata, respectivamente, de Daniel de la Cruz Castillo, José Cruz Ortega Rodríguez y Scarlett Ortega Coronado, quienes al parecer también radican en El Carmen.

Ellos fueron trasladados en condiciones estables al Hospital Universitario, pues se dijo que sufrieron heridas superficiales, aunque Ortega Rodríguez recibió un disparo en el glúteo izquierdo.

Mientras tanto, en el lugar del incidente, el cuerpo del taxista quedó junto a un automóvil Volkswagen Vento color blanco, con placas de circulación de esta entidad.

El área donde ocurrió el homicidio fue sitiada por agentes ministeriales y elementos de la Fuerza Civil y de la Policía Militar, al tiempo que los peritos en Criminalística efectuaron la inspección y recabaron indicios.

Las autoridades entrevistaron a varios vecinos de la colonia Libertadores de América, pero todos dijeron que los afectados no radicaban en ese sector, por lo que no los conocían. 

Trascendió que, por razones hasta ahora desconocidas, los tripulantes del vehículo Vento se desplazaron hacia la especie de callejón, donde se detuvieron para cambiar una llanta que se había ponchado.

Apenas se acababan de estacionar cuando llegaron dos hombres en una motocicleta, quienes comenzaron a agredirlos.

Testigos de este caso afirmaron que los agresores escaparon a toda velocidad por la calle Juan Domingo Perón rumbo a la avenida La Esperanza o Camino Real.

Hubo quienes dijeron que los desconocidos eran escoltados por los tripulantes de un automóvil color oscuro, del cual no pudieron describir marca, características o matrícula.

mmr