10 de abril de 2014 / 12:39 p.m.

Monterrey.- El hijo del dueño de un depósito fue asesinado a balazos y dos clientes resultaron lesionados, durante un ataque a balazos a un depósito en la colonia 13 de mayo.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 23:30 horas en el cruce de las calles Andrés Viesca y Lerdo de Tejada.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que el ataque fue en depósito denominado "Toki".

En el interior del negocio quedó sin vida el encargado del lugar conocido solamente como "Jean", el cual presentaba varias heridas de bala.

Asimismo dos clientes que se encontraban en el lugar fueron auxiliados por personal de la Cruz Verde de Guadalupe.

Los heridos fueron trasladados en estado crítico al hospital Universitario, donde se reportó que su estado de salud es delicado.

Se reveló que el ataque fue llevado a cabo por un sujeto que entro al depósito y realizo las detonaciones.

Durante las investigaciones, policías del municipio de Guadalupe, tomaron gráficas a los representantes de los medios; asimismo hubo molestia por parte de los agentes de la Policía Ministerial, quienes recriminaron a los uniformados haber ingresado a la escena del asesinato.

Asimismo policías a bordo de la unidad GP 0007, utilizaron teléfonos celulares para comunicar los hechos, a pesar de traer radió frecuencias.

Uno de ellos de protegió detrás de un poste de Telmex para utilizar el celular y comunicarse.

En la escena de los hechos, los elementos de servicios periciales de la procuraduría de justicia levantaron varios casquillos percutidos, pero al revisar el interior de la tienda.

Luego de las primeras investigaciones se ordenó que el cuerpo fuera trasladado a las instalaciones del servicio médico forense.

El ataque al depósito alarmó a los vecinos de esa zona, algunos de ellos corrieron a refugiarse a varios domicilios cercanos, mientras que el asesino huía a bordo de un automóvil.

Hasta el momento, la Policía Ministerial no ha establecido oficialmente el móvil del asesinato, pero se presume que el ataque pudo haber sido detonado por el cobro de piso por parte de los delincuentes.

Marcial Pasarón