13 de abril de 2014 / 12:03 a.m.

Monterrey.- Apenas tenía una par de horas de haber llegado de Monterrey para visitar a su familia en un pueblo ubicado en los límites de Nuevo León con Tamaulipas y se dirigió a una ferretería, donde fue sorprendido por unas personas armadas, quienes lo asesinaron.

El regio fue identificado como José Rafael Cuéllar Cantú, de 23 años de edad, quien al parecer era empleado de una empresa cervecera de Monterrey desde hace aproximadamente dos años.

Los hechos sucedieron ayer por la mañana en la comunidad Marte Gómez, del municipio de Villagrán, Tamaulipas, el cual está ubicado a veinte minutos de la cabecera municipal de Linares.

De acuerdo a lo recabado por un familiar, Rafael llegó desde temprano en autobús a visitar a sus padres y después acudió a un negocio a comprar unos focos.

Sin embargo, cuando estaba  en el negocio, de repente fue sorprendido por un sujeto que le disparó y posteriormente se desvaneció sin expresar ninguna palabra, sólo se observó cuando trató de llevarse las manos a la cara, pero ya no lo logró.

Los testigos, como las tres personas que estaban en el interior del negocio, coincidieron en señalar que no vieron, ni escucharon algún auto o moto retirarse del sector.

Fueron los vecinos quienes llamaron a los paramédicos de la Cruz Roja de Linares, pero al llegar y revisar el cuerpo del joven, éste ya no tenía signos de vida.

Los primeros en llegar al lugar de los hechos fueron los elementos que fueron comisionados en el punto fijo de Linares, a corta distancia de donde fue el evento.

Los soldados se encargaron de cercar el área, y a simple vista le observaron a Rafael seis impactos en diferentes partes del cuerpo de un arma calibre 9 milímetros.

En cuestión de minutos la noticia del asesinato se corrió por todo el pueblo y llegaron hasta el lugar los familiares, quienes identificaron el cadáver y fueron interrogados por los investigadores para establecer el móvil del crimen y buscar pistas para dar con los sicarios.

Redacción