REDACCIÓN
12 de mayo de 2017 / 06:57 p.m.

MONTERREY.- Un nuevo hecho violento se registró en el Cereso de Cadereyta luego que una docena de reos intentara matar a otro, a quien tardaron seis horas en auxiliar, por lo que estuvo a punto de morir, pero actualmente se recupera en el Hospital Universitario.

Aunque, los nuevos funcionarios de la Administración Penitenciaria manejan con hermetismo el caso del que tampoco le dieron parte a la Procuraduría de Justicia para que iniciara las investigaciones correspondientes, trascendió que fue el Día de las Madres alrededor de las 20:00 horas, cuando un grupo de reos atacó a batazos y con puntillas a otro que ingresó el pasado 16 de abril al lugar.

El afectado que fue identificado como Rolando Sergio L de 44 años, resultó con múltiples lesiones en diversas partes del cuerpo, principalmente en las costillas y otra en la mano izquierda, la cual la causaron con una varilla que trataron de enterrarle en el pecho.

Presuntamente, el interno fue atacado por un grupo de reos organizados por uno que pretendía concretar una venganza y que lo asechó desde su ingreso al reclusorio.

Trascendió que el principal orquestador de la agresión es hermano de un sujeto que acusó a Rolando Sergio de haberlo secuestrado por una supuesta deuda que se ha negado a pagarle y que insistía en cobrarle.

Pese a que sus agresores lo atacaron con bates, palos y puntillas con las cuales le causaron lesiones, Rolando Sergio López logró sobrevivir y fue hasta las 02:00 horas del día 11 de mayo, cuando el personal del reclusorio lo trasladó al nosocomio, en el que actualmente se recupera, mientras permanece custodiado.