MAYTE VILLASANA
4 de junio de 2017 / 08:47 p.m.

GUADALUPE.- Un médico salvó de morir a una mujer que presentaba crisis convulsivas al exterior de una farmacia sobre la avenida Pablo Livas, en Guadalupe, y denunció la falta de atención de los cuerpos de auxilio.

El especialista, que prefirió el anonimato, contó que iba circulando en su vehículo en compañía de su esposa y su hija, cuando observaron a la mujer recostada sobre la banqueta.

De inmediato detuvieron su marcha y el médico revisó a la mujer que acaba de salir de la farmacia, que aunque estaba abierta, no había consultas durante la tarde de este domingo.

"Sí no me hubiera detenido se hubiera muerto en la banqueta", mencionó.

Tras darle las primeras atenciones, luego de cuatro crisis convulsivas, detuvo a una patrulla de Guadalupe que pasaba por la zona y fueron los propios elementos que pidieron apoyo a los cuerpos de auxilio.

Contó que la participación de los policías fue en todo momento la de ayudar, pero que en las centrales de la Cruz Roja y Verde les comentaban por la frecuencia que no había ambulancias.

"Destaco la gran cooperación de los elementos de Seguridad Pública que en todo momento brindaron su apoyo incondicional, desafortunadamente siempre recibieron negativas de su central de radio al negar la disposición de una ambulancia. También el apoyo incondicional de la señorita Reyna, de la farmacia similar, que aunque no había médico, siempre estuvo al pendiente de brindarnos todo lo que necesitamos para brindar los primeros auxilios".

Fue finalmente luego de 45 minutos que llegó la Cruz Roja, sin embargo al pedirles a los paramédicos que trasladaran a la mujer a su puesto de socorro de la avenida Eloy Cavazos, dijeron que no sería posible debido a que no contaban con medicamento para crisis convulsivas.

"Hago una llamada de atención a las autoridades, ya que este tipo de deficiencias suelen costar vidas humanas. Hay que invertir en la salud", sentenció.

Una hija de la paciente llegó al lugar y mencionó que su madre nunca había presentado convulsiones, por lo que el médico indicó que se trataría de un derrame cerebral.

La mujer fue identificada como Esmeralda Martínez Fuentes, de 35 años de edad, quién finalmente fue traslada a una clínica privada de la avenida Santa Rosa de Lima.

"Después del traslado le llamé a la hija de la paciente, una jovencita de 15 años, y me dijo que se encontraba paralizada de la mitad de su cuerpo, lo cual se podría deber a un problema de hemorragia o infarto cerebral, ya que según información de la hija, la mujer no padece de crisis convulsivas".

El médico contó que la gravedad de la situación reside en que de no haber recibido los primeros la paciente seguramente hubiera fallecido por broncoaspiración, debido a que durante el lapso de 45 minutos de espera convulsionó en cuatro ocasiones, siendo cada vez más intensa la manera en que se presentaba.

ilp