5 de mayo de 2014 / 11:16 a.m.

Guapalupe.- Un trágico y lamentable regreso a casa tuvo un matrimonio después de haber acudido a una reunión familiar, pues su hija de cinco años murió cuando el automóvil fue impactado por una camioneta que conducía un joven alcoholizado, en Guadalupe.

El supuesto responsable también chocó contra dos camionetas cuyos conductores esperaban luz verde; los padres de la pequeña y otras tres personas que viajaban en una Minivan resultaron lesionados.

Los hechos ocurrieron momentos después de las 23:00 horas del domingo en el cruce de la avenida Pablo Livas y la calle Dalia, en la colonia Santa María.

En ese lugar perdió la vida una pequeña identificada como Vanessa Díaz Montoya, de tan sólo cinco años y quien habitaba en la colonia Guadalupe Chávez, en el mismo municipio.

Ella viajaba en un vehículo Chevrolet Chevy C-2, en el que sus padres quedaron prensados al ser impactados por alcance y proyectados contra una de las camionetas.

Los papás de la niña son José Ricardo Díaz Sánchez, de 23 años, y Alicia Nohemí Montoya Estrada, de 22.

Ellos fueron trasladados en condiciones estables al Hospital 21 del Seguro Social, donde momentos más tarde el joven fue dado de alta y acudió a declarar ante el Ministerio Público en Guadalupe.

Fueron paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana quienes auxiliaron a las personas afectadas, en coordinación con la Cruz Verde guadalupense y elementos de Bomberos y Protección Civil.

Además del matrimonio, en el sitio quedaron con lesiones los ocupantes de una camioneta Nissan Frontier.

Se trató de Maximino Aguilar Noyola, de 43 años; Ana Karen Zúñiga Herrera, de 21 y Juana María Bola Bustos, de 43, quienes no sufrieron traumatismos graves.

Informes oficiales revelaron que el responsable de este trágico hecho es el joven Iván Alejandro Velázquez Torres, de 21 años, y quien conducía una camioneta pick up Ford Lobo color gris.

Aparentemente bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, Velázquez Torres circulaba a exceso de velocidad por la avenida Pablo Livas hacia el oriente.

Sin frenamiento previo, al llegar a la calle Dalia impactó en la defensa trasera al auto Chevy, proyectándolo y prensándolo contra la Frontier.

En los hechos, la Lobo también impacto a una Minivan Windstar que conducía Amador Medellín García, de 46 años y quien quedó ileso.

Tras el fuerte impacto el sujeto aparente responsable, según testigos, intentó darse a la fuga, pero fue copado por varios testigos.

Fue necesario que el personal de auxilio utilizara equipo especial de rescate urbano, pues los tres tripulantes del auto compacto quedaron prensados entre el amasijo de lámina.

Durante las maniobras los rescatistas extrajeron con vida a una perrita que quedó junto al cuerpo de la niña.

Trascendió que durante el domingo la familia había estado en una reunión con sus seres queridos en la casa de los padres de Alicia Nohemí, en la colonia SCOP.

Varios de sus familiares llegaron al lugar al ser enterados por vecinos, pues habitan a pocas cuadras de donde ocurrió la tragedia.

Agustín Martínez