21 de enero de 2014 / 03:32 p.m.

Santa Catarina.- Una familia sufrió el peor terror al ver que en el interior de su domicilio su pequeño hijo no estaba, y al buscarlo por las cuadras cercanas nunca lo hallaron.

Diego es un niño de siete años, que escapó de su casa y se dirigió al DIF de Santa Catarina, cruzando a pie y solo varios kilómetros. Las autoridades lo recibieron, aunque les pareció extraño que cambiara de versión el motivo de su llegada.

Ante ello, acudieron ante el Juez Calificador, quien lo enviaría de vuelta con sus padres o al DIF Capullos para su valoración médica.

Sin embargo esto no fue necesario, pues en Seguridad Pública de Santa Catarina su madre ya lo aguardaba llena de preocupación.

Afortunadamente el susto no pasó a mayores, y el pequeño regresó a su casa.

Israel Santacruz