26 de marzo de 2014 / 09:25 p.m.

Monterrey.- En serio peligro estuvo un mesero de un hotel al volcar su camioneta cuando regresaba a su domicilio, la mañana del miércoles en el túnel de la Loma Larga.

Como causas del accidente, en el que el conductor resultó ileso, se conjugaron el pavimento resbaladizo debido a la llovizna, el exceso de velocidad y la falta de precaución y pericia de la persona.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 7:20 horas en la salida del túnel en el lado de Monterrey, en la circulación sur-norte a la altura de la calle Castelar, en la colonia Nuevas Colonias.

Nicolás Antonio Hernández, de 29 años de edad, y quien habita en la colonia Dos Ríos, en Guadalupe, conducía un vehículo Jeep Liberty color arena.

Muy temprano, antes de las 7:00 de la mañana, se había presentado en su centro de labores, pues se desempeña como mesero en un importante hotel ubicado en Valle Oriente, en San Pedro Garza García.

Por razones que no quiso explicar tuvo que regresar a su vivienda, por lo cual enfiló por el viaducto del túnel de la Loma Larga.

Sin embargo, al momento de salir del túnel perdió el control del volante en la curva, asegurando que otro automovilista le dio un cerrón.

Lo anterior ocasionó que la unidad invadiera con las llantas del lado derecho una zona que está en recarpeteo y que presenta un desnivel de aproximadamente 10 centímetros.

En ese lugar se construye una salida del viaducto del túnel, con acceso hacia el sector de Nuevas Colonias a través de la calle Castelar.

Allí precisamente quedó volcada la camioneta del mesero quien, a pesar de lo fuerte del accidente, no sufrió lesión alguna, salvo golpes leves en diversas de su cuerpo.

Al sitio arribaron paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana y elementos de Protección Civil del Estado, quienes atendieron el auxilio mientras oficiales de la Dirección de Tránsito se encargaron de tomar conocimiento de los hechos.

AGUSTÍN MARTÍNEZ