CON INFORMACIÓN DE FRANCISCO CANTÚ
4 de noviembre de 2014 / 07:45 p.m.

Monterrey.- El general Ricardo César Niño Villarreal, quien fue asesinado junto a su esposa en Vallecillo, Nuevo León, el pasado domingo, ya había recibido amenazas de muerte, declaró uno de sus hermanos.

Carlos Francisco Niño Villarreal dijo estar orgulloso de su hermano, un hombre que nunca tuvo miedo.

"Él era militar de carrera. Era piloto aviador. Tenía una carrera militar brillante, muy decorosa. La familia Niño Villareal está muy orgullosa de él, le debemos mucho. Tenemos mucho que aprender de él. Fue un ejemplo. Un hombre muy valiente. Nunca se intimidó", mencionó.

Además dijo que el tiempo que no supieron de él lo estuvieron buscando, porque en algunas ocasiones el general salía con su esposa, Flora Pineda Orozco, para estar más tranquilos.

Este martes ambos fueron velados en las Capillas del Carmen que se ubican sobre la avenida Constitución.

Niño Villarreal renunció el 1 de septiembre de este año a la dirección de Seguridad de Cadereyta. Posteriormente tomó el cargo comoera coordinador regional de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas con sede en Nuevo Laredo, que incluía la frontera chica. Estaba encargado de una de las zonas más problemáticas por el narcotráfico: Mier, Miguel Alemán y Camargo, Tamaulipas.