24 de diciembre de 2014 / 04:01 p.m.

Ecatepec.- Un militar asesinó a sus seis hijos, cuatro niños y dos niñas, así como a su ex esposa, para luego quitarse la vida ahorcándose con una cuerda, en la colonia Nueva Aragón, en Ecatepec.

Los ocho cadáveres presentaban signos de descomposición por lo que se presume el multihomicidio ocurrió hace un par de días, según las primeras hipótesis.

El hombre fue identificado como Carlos Herrera, de 35 años, según dijeron vecinos de la calle Miguel Domínguez, donde se ubica el domicilio en el que sucedieron los hechos.

Los mismos vecinos mencionaron que el militar fue encontrado juntó a sus hijos y a su ex esposa en la sala de la vivienda.

Las primeras investigaciones señalan que la mujer era una trabajadora doméstica, de aproximadamente 30 años, y testigos la vieron discutir acaloradamente con su ex pareja en la calle.

La principal línea de investigación de las muertes, es que el padre asfixió a sus seis niños, mató a su ex esposa y después se suicidó, según la Procuraduría estatal.

La dependencia indicó que, según pruebas periciales, la causa de muerte de los menores fue por asfixia, mientras que el cuerpo de la mujer tiene diversas lesiones causadas por golpes en el abdomen, tórax y cráneo.

"Estos indicios han permitido establecer como la principal línea de investigación, que el varón adulto sería el responsable del deceso de los pequeños, así como de la mujer, y posteriormente se suicidó", explicó la Procuraduría en un comunicado.

Las autoridades ministeriales localizaron los ocho cuerpos la noche del martes 23 de diciembre, en una casa de la calle Miguel Domínguez, de la colonia Nueva Aragón; eran seis menores, una mujer y un hombre.

Los cadáveres de cuatro niños y dos niñas fueron hallados recostados sobre una colchoneta; en una cama fue localizada la mujer y el hombre con un lazo atado al cuello, suspendido de una ventana.

 

Al principio se especuló que el militar había asesinado a sus hijos con disparos en la cabeza, pero en la casa no se encontró de sangre ni cartuchos de arma de fuego.

FOTO: Alejandro González y Jesús Badillo/Milenio Digital

ALEJANDRA GUDIÑO/MILENIO DIGITAL