MARCIAL PASARÓN
28 de diciembre de 2016 / 07:41 a.m.

MONTERREY.- Un supuesto intento de extorsión por parte de agentes de la Policía Ministerial, provocó momentos de tensión en calles de la colonia Buenos Aires.

Alrededor de la una de la madrugada, unidades con elementos de la Policía de Monterrey, fueron alertados sobre la presencia de hombres armados en el cruce de las calles Gustavo M . Garza y Morones Prieto.

Esto desencadenó el despliegue de por lo menos 15 unidades de esta corporación con efectivos fuertemente armados, los cuales sitiaron esas arterias.

Presuntamente, se trataba de elementos de la agencia estatal de investigaciones, quienes intentaron extorsionar a un taxista, a quien le exigían 50 mil pesos para liberarlo, los cuales al verse rodeados solicitaron apoyo de sus compañeros.

Se estableció que el ruletero había sido detenido por delitos contra la salud, presuntamente a las 15:00 horas del martes y hasta la una de la madrugada no había sido puesto a disposición del Ministerio Público.

Los agentes ministeriales al ser copados por efectivos municipales, argumentaron que se encontraban en una investigación de narcotráfico.

Fue hasta pasadas la una de la mañana que tras varios minutos de tensión, la Agencia Estatal de Investigaciones, se sacó el as de la manga.

Un comandante de la Policía Ministerial, que fungue como enlace con el C-5 estatal, informó a la policía de Monterrey, que un fiscal ordenaba la presencia del detenido en la agencia del Ministerio Público.

Sin embargo en la escena de los hechos, el taxista identificado denunció una supuesta extorsión de 50 mil pesos.

Pero como ya es costumbre, la Procuraduría de Justicia no emitió ninguna declaración en torno a los hechos.