6 de diciembre de 2014 / 02:37 p.m.

Monterrey.- Mientras hacía las labores de la semana, un trabajador de la construcción murió al ser fracturado su cráneo con la puerta de la caja de un camión de volteo.

Los hechos sucedieron cerca de las 18:00 horas de este viernes en un edificio en construcción ubicado sobre la lateral de la avenida Constitución y Cerro de Picachos, en la colonia Obispado, en Monterrey.

LABORES DE LIMPIEZA 

Sin saber que moriría minutos después, Ramiro Cervantes Cepeda de 43 años, realizaba las últimas labores de su jornada con otros compañeros. Entre ellas se encontraba limpiar la arena que queda pegada  a la caja de un camión de volteo, utilizado para trasladar materiales y arena.

Fue el propio Cervantes quien se ofreció a limpiar la caja con otro compañero, para lo cual la puerta de la caja debe estar abierta y ante la falta de un mecanismo para dejarla así poder limpiarla, un tubo de metal era lo que la dejaba semiabierta.

Sin embargo, Ramiro Cervantes, en un descuido al desempeñar su labor, movió el tubo, haciendo que el peso de la puerta la cerrara de inmediato; el impacto en la cabeza fue brutal y le fracturó el cráneo. 

SUS COMPAÑEROS

De inmediato, compañeros de Cervantes intentaron reanimarlo, pero nada pudieron hacer, por lo que llamaron a los cuerpos de emergencia, que al llegar lo declararon muerto.

Al lugar acudieron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para determinar si se cumplían con las medidas de seguridad en la obra y determinar si fue por omisión de las reglas de seguridad.

Tras conocer la noticia, familiares del hoy fallecido llegaron al lugar y cayeron en una crisis de histeria al ver el cuerpo tendido bajo el camión de volteó. 

OTRO INCIDENTE

El percance no es el único en esta construcción. El pasado 16 de enero, una estructura de concreto que intentaba colocar en la consturcción del edificio cayó sobre la grúa que trasladaba, al no soportar el peso, que era de aproximadamente 29 toneladas. En esa ocasión no hubo lesionados, peor entorpeció gravemente la vialidad de Constitución. 

 

 FOTO: ESPECIAL

ISRAEL SANTACRUZ