REDACCIÓN
3 de diciembre de 2016 / 10:38 a.m.

MONTERREY.- El hombre que el jueves de la semana pasada asesinó a su pareja sentimental y luego trató de suicidarse, murió en el Hospital Universitario, por lo que se extinguió la acción penal en la carpeta judicial que le integraban por el delito de homicidio calificado.

Candelario Ortiz Villa, de 80 años, falleció a consecuencia de las lesiones cráneo encefálicas que se causó al dispararse en la cabeza con la misma arma que accionó en contra de Lucía Manjaraz Ovalle, de 55 años, a quien asesinó mientras dormía en el domicilio que compartían en la calle Alfredo Juárez 213, de colonia Ciudad CROC, en Guadalupe.

El octogenario sobrevivió ocho días en el Hospital Universitario, pero finalmente logró su cometido y murió libre, porque en el transcurso del fin de semana le habían retirado la custodia que tenía, porque un juez se negó a controlar su detención con el argumento de que estaba inconsciente y desconocía los hechos que enfrentaba.

Fue un hijo de la mujer quien, el jueves de la semana pasada, descubrió la trágica escena al llegar al mencionado domicilio a buscar a su madre.

Al percatarse de los hechos, el testigo descubrió que el anciano tenía signos de vida, por lo que solicitó que le brindaran auxilio.

Cabe señalar que el homicidio-suicido movilizó a las autoridades y alarmó a los vecinos de la Colonia Ciudad CROC, en Guadalupe.