FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
20 de febrero de 2017 / 11:06 p.m.

MONTERREY.- De un disparo un hombre murió en el centro de la plaza de la colonia Valle del Topo Chico, y la policía investiga si se trata de un crimen o un posible suicidio.

Los hechos ocurrieron sobre la citada plaza, que se ubica sobre la avenida Rodrigo Gómez, a la altura de la calle Salinas.

Fue alrededor de las nueve de la noche cuando el estallido de una detonación se elevó sobre el ruido del intenso tráfico vehicular que tiene esa zona, y alertó a los vecinos del lugar, que vieron a un hombre tirado sobre uno de los pasillos.

La víctima fue identificada por sus familiares como Juan Ramírez González, de 38 años, soltero, y quien vivía por la zona donde ocurrió el deceso.

La zona tiene un alto grado de inseguridad, dijeron los vecinos, pues siempre hay viciosos en los alrededores y es común que asalten a los transeúntes. En primera instancia, se pensó que pudo ser un asalto, o bien que lo estaban esperando para asesinarlo.

Fueron los mismos vecinos quienes solicitaron auxilio, y momentos después arribaron paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey, que enseguida se percataron que no presentaba signos de vida.

Como el cuerpo quedó boca abajo no se podían apreciar cuántas heridas de bala tenía, pero el charco de sangre que se formó bajo su cabeza, hizo pensar que habría recibido la herida en la cara.

Mientras los investigadores recababan evidencias llegaron algunos familiares, quienes comentaron que Ramírez González estaba deprimido porque hace unos días murió su mamá, y se quedó solo.

Al revisar el cuerpo, la policía encontró debajo una pistola, pero se desconoce si pertenecía al fallecido o si su homicida la tiró en el lugar.

Será la autopsia la que brinde más elementos para determinar calibre del proyectil, la trayectoria de la bala, que aunados a otras evidencias encontradas en el lugar de los hechos, permitirá solucionar la muerte de Ramírez González.