YADITH VALDEZ  | MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de diciembre de 2016 / 08:46 a.m.

MONTERREY.- El delincuente que resultó herido en la persecución y la balacera que provocó el intento de secuestro de un empresario, en el municipio de García, murió ayer cuando se encontraba en quirófano en el Hospital Universitario.

Pablo Ernesto Flores Anzaldúa, de 37 años, sufrió impactos de bala en el tórax y brazos. Las autoridades presumen que fueron de los mismos cómplices quienes le dispararon para que no revelara información y lograran escapar.

Los hombres armados y encapuchados interceptaron al propietario de una compañía de pinturas cuando conducía una camioneta Tacoma en color negro. La víctima de 55 años se resistió y durante el forcejeo uno de los delincuentes salió mal herido.

La movilización de policías ocasionó que los responsables escaparan en dos camionetas, una de ellas robada al empresario, pero terminaron volcados en el kilómetro 17 del Libramiento Noroeste.