11 de agosto de 2014 / 11:44 a.m.

Monterrey.- Por reclamar el pasar recio en una calle donde hay muchos niños, un albañil fue asesinado de tres cuchilladas por un conductor, quien, tras cometer el crimen, huyó del lugar de los hechos.

El incidente ocurrió alrededor de las 22:00 horas en la calle 14 de mayo cruz con Antiguos Ejidatarios, en la colonia La Alianza sector Jerónimo Treviño, en el municipio de Monterrey.

El ahora occiso se llamaba Saúl González, de 27 años de edad, quien vivía en esa calle, deja a su esposa junto con dos niños de nueve y tres años de edad, respectivamente.

Como presunto responsable fue señalado a "El Changas", quien al parecer es originario del Distrito Federal pero tiene su novia en esa calle, de nombre Leydi Armendáriz.

Vecinos del sector comentaron que el individuo, que que siempre anda en una camioneta Ram en color blanco, pasa acelerando la camioneta sin importarle que haya muchos niños jugando en la calle.

Por tal motivo, la noche de este domingo Saúl González le gritó que no le diera tan a prisa porque podría ocasionar un accidente.

El sujeto pasó a toda velocidad, pero al poco rato regresó y descendió de la camioneta portando un cuchillo, el cual clavó en tres ocasiones al albañil, quien cayó herido de muerte al recibir una de las puñaladas cerca del corazón.

Sus seres queridos lo llevaron a la Clínica Santa Isabel, ubicada a unas dos calles, pero ahí les dijeron que no lo podían atender por la gravedad del asunto y que no querían problemas.

Los familiares lo trasladaron a la delegación poniente de la Cruz Verde Monterrey, donde finalmente falleció.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones comenzaron con las pesquisas para dar con el paradero del presunto responsable del homicidio.

Se supo que la esposa de la víctima y sus dos hijos pequeños, andan en Parras de La Fuente, Coahuila, por lo que no saben de lo ocurrido.

Personal de Servicios Periciales inició con las indagatorias, recabando algunas evidencias.

Los vecinos se quejaron de que luego de la agresión se comunicaron con los cuerpos de auxilio, pero nunca llegó el apoyo de alguna ambulancia, ni alguna patrulla de Fuerza Civil.

Por lo pronto, el cadáver del albañil fue llevado al anfiteatro del Hospital Universitario, mientras que el presunto criminal anda prófugo de la justicia, aunque su novia ya es vigilada por las autoridades.

FOTO: Iram Oviedo

IRAM OVIEDO