3 de mayo de 2014 / 09:32 p.m.

La víctima padeció un completo martirio mientras su cuerpo era consumido por las llamas.

Monterrey.- Un joven de 22 años perdió la batalla contra la muerte por las quemaduras que sufrió en la mayor parte de su cuerpo luego de haber sido rociado con gasolina por un grupo criminal en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Trascendió que los hechos ocurrieron en días pasados en una tienda de conveniencia de la ciudad fronteriza y dada el estado de gravedad el joven fue trasladado de esa localidad a un hospital privado ubicado al sur de la ciudad de Monterrey.

El joven, del cual no se tiene la identidad, falleció este sábado a las 5 de la mañana debido a la gravedad de las lesiones.

Aunque no hay información oficial se sabe que sus familiares no radican en aquella ciudad y además no contaba con Seguro Social.

De acuerdo a versiones policiales, el joven laboraba en un establecimiento comercial a donde llegaron integrantes de la delincuencia organizada, quienes previamente habían cobrado piso, posteriormente , los hombres llegaron días después para exigir el pago y ante la negativa, rociaron con gasolina al ahora occiso y lo quemaron con las funestas consecuencias.

Sin importantes el sufrimiento del dependiente y con brutal saña, la víctima padeció un completo martirio mientras su cuerpo era consumido por las llamas.

Esto acto es sólo un caso de los muchos que se viven en la frontera tamaulipeca ante el repunte de la ola violenta que afecta al vecino estado.

Por otra parte, se sabe que abogados del departamento legal de la cadena de tiendas donde laboraba el joven se encuentran en esta ciudad para iniciar con los trámites legales para llevar al joven a su lugar de origen.

El cuerpo del muchacho fue llevado al Anfiteatro del Hospital Universitario donde le fue practicada la autopsia de ley.

Lorenzo Encinas