FRANCISCO CANTÚ
16 de mayo de 2016 / 07:36 a.m.

Santiago.- Lo que sería una obra que beneficiaría a quienes viven en la zona de la Cola de Caballo, en el municipio de Santiago, acabó con la vida de una madre de familia y mantiene en estado grave a un menor de edad, luego de que ambos cayeran en un pozo de casi 30 metros de profundidad.

Eran las 21:30 horas del domingo cuando una familia que iba a bordo de una camioneta se desplazaba por la mencionada carretera, y al llegar a la altura del kilómetro 7, el pequeño Luis Gabriel, de 8 años, pidió a su madre que detuvieran el vehículo pues tenía una necesidad fisiológica.

El conductor detuvo la unidad y madre e hijo descendieron, pero al ir caminando para alejarse de la cinta asfáltica hizo que cayeran en uno de los pozos que servirían como cimiento de las columnas que sostendrían un puente.

La primera en caer fue Gabriela Peña, de 30 años, quien murió de forma instantánea y justo encima de ella cayó el menor de edad, pues de acuerdo a informes de Protección Civil, el pozo tiene forma de embudo.

De inmediato los familiares solicitaron el apoyo de la Policía y estos a su vez solicitaron la presencia del personal de Rescate y de Protección Civil del Estado.

El menor fue sacado con vida, pero con una fractura expuesta de cráneo, por lo que fue llevado en estado grave a las instalaciones del Hospital Universitario.

Esta obra, que lleva más de un año abandonada, ya ha sido reportada por las personas que viven en esa zona, pero ninguna autoridad ha solucionado este problema.