leyda estrada
28 de septiembre de 2016 / 07:47 a.m.

ESCOBEDO.- A solo unos metros de llegar a su destino, un matrimonio murió calcinado luego de que el vehículo en el que viajaban fuera aplastado por la cabina de un tráiler, el cual comenzó a incendiarse minutos después del accidente ocurrido en la carretera a Laredo, en el municipio de Apodaca

El fatal accidente que cobró la vida de la pareja, que habitaba en el municipio de Escobedo, ocurrió alrededor de las 6:30 horas del miércoles, en la circulación al norte de la mencionada vía, pasando el Libramiento Noroeste. El choque ocurrió aparentemente tras un descuido del trailero que impactó el auto Chevy y quedó justo arriba del mismo, prensando a los ocupantes del vehículo particular que a su vez impactó a otro tráiler que iba adelante.

Tras el fuerte choque, la cabina de la unidad de carga pesada comenzó a incendiarse, consumiendo al Chevy y a sus tripulantes que se encontraban atrapados en el interior. Minutos después del accidente elementos de bomberos sofocaron las llamas, los vehículos quedaron carbonizados y fue entonces cuando iniciaron las labores para rescatar los cuerpos de las víctimas.

El conductor del tráiler que se vio afectado tras el choque relató los hechos: "Yo estaba detenido porque había mucho tráfico, pero sentí un golpe atrás y volteo y veo el tráiler que estaba arriba de mi plataforma, me bajé y vi que estaba un carro abajo del tráiler y luego se empezó a incendiar, y quise ayudar fui por el extintor pero no pude hacer nada", mencionó.

"Al momento que me bajé no vi nada, ni si había personas u otro carro, sólo pensaba en cómo ayudar, pero se incendió muy rápido y había mucho humo, estaba muy oscuro, al principio creí que era sólo el tráiler, pero luego vi que sí había un carro abajo, pero no si había personas adentro", agregó.

Luego de huir del lugar, el presunto responsable fue detenido por la Policía Federal, y fue identificado como Francisco Cuesta Rodríguez, de 21 años, quien quedó a disposición de las autoridades.

Se informó que el vehículo Chevy color blanco con placas de circulación SMA2661 pertenecía a la empresa Tecnologías y Desarrollo en Informática S.A de C.V., ubicada en la avenida Revolución, en Monterrey.

Al lugar arribaron algunos trabajadores de la empresa, quienes señalaron a las autoridades que en el auto viajaba Aldo Chávez Robledo, quien diariamente iba a dejar a su esposa Yeimi Rubí Castillo Zapata a una gasolinera ubicada en la zona donde una camión de personal la llevaba hasta su área de trabajo y posteriormente él se dirigía al sur de Monterrey a su empleo, en el cual tenía cuatro años.

Después de las labores del cuerpo de bomberos, personal de Servicios Periciales realizaó las indagatorias del accidente, posteriormente paramédicos de la Cruz Roja de la unidad de rescate liberaron el vehículo, de donde personal forense retiró los cuerpos y los trasladó al anfiteatro del Hospital Universitario.