11 de abril de 2014 / 12:31 a.m.

Monterrey.- A unas cuantas horas de haber arrancado el operativo de Semana Santa en Nuevo León, ya se registró la primer víctima, un menor de apenas 11 años de edad que murió ahogado mientras se divertía con un grupo de amigas que escaparon de las clases para ir al río.

Los trágicos hechos se registraron en el río Pesquería, entre las colonias José Páez y la colonia Torres de Guadalupe, esto en el municipio de García, Nuevo León, en un charco que es utilizado por los niños del sector para mitigar el intenso calor.

Las autoridades fueron avisadas poco después de las 14:00 sobre los hechos, luego de que una persona encontrara el cuerpo del menor al ser alertado por las niñas que lo acompañaban al momento de la tragedia.

Paramédicos de la Cruz Verde y de Protección Civil de García se trasladaron al sitio de los hechos pero lamentablemente ya nada lograron hacer, pues el menor ya no presentaba signos vitales y tenía restos de alimento en el rostro.

Una fuente allegada a las investigaciones informó que el menor fue identificado como Víctor Daniel Arreola Hernández, quien tenía su vivienda en la colonia San Felipe, muy cerca de donde ocurrió la tragedia.

Se informó que fue Félix Hernández Hernández, de 33 años de edad, padre del menor fallecido, acudió a identificarlo luego de ser avisado de los lamentables hechos por algunos vecinos del lugar.

Dentro de las investigaciones, las autoridades señalaron que el menor junto a otras cinco niñas se "robaron" las clases en su escuela, ubicada en la colonia El Renacimiento, para acudir al río Pesquería y disfrutar un rato de este lugar; sin embargo, el menor se paró donde había piedras con lama y fue lo que hizo que resbalara y terminara en el río de donde ya no logró salir.

Posteriormente, las niñas que lo acompañaban, pero de quien no se proporcionó información, avisaron a algunas personas que pasaban por el lugar logrando uno de los vecinos del sector meterse al agua para sacar el cuerpo.

Autoridades investigadoras y peritos fueron enviados al lugar de los hechos para iniciar con las investigaciones del caso y enviar los restos al anfiteatro del Hospital universitario para la autopsia que marca la ley.

Alberto Vásquez