AGUSTÍN MARTÍNEZ
21 de julio de 2017 / 07:38 p.m.

GUADALUPE.- La tragedia enluta a una humilde familia de origen veracruzano, en la colonia 10 de Mayo, del municipio de Guadalupe.
Un pequeño de tan sólo 1 año y 8 meses de edad falleció al ser atropellado por una camioneta, mientras jugaba con su hermanita y unos primos, afuera de su casa.

Los hechos lamentables ocurrieron la tarde-noche del jueves en las calles Venustiano Carranza y Lucio Blanco, del mencionado asentamiento que se ubica por las avenidas Miguel Alemán y Constituyentes de Nuevo León.

Como Gonzalo Rivera Antonio fue identificado el menor fallecido, cuyos restos fueron trasladados la tarde del viernes al municipio de Tlachichilco, Veracruz.

Octaviano Rivera estaba trabajando en un negocio de tacos cuando le dieron la noticia.

“Mi esposa me estaba esperando en la ambulancia, y que estaba una patrulla esperándome. No tenía ni la mínima idea de que a mi niño lo iba a encontrar muerto”, refirió el joven.

Para los familiares, fue más la imprudencia del conductor lo que ocasionó la tragedia.

“Bueno, para mí, es el asesino de mi hijo, porque se me hace mucha distancia y mucha calle. Porque pudo haberse ido por este lado, y lo vino a matar en la esquina. Dijeras tú: lo mató en medio de la calle, pero no”, reiteró.

Por su parte, Brenda Antonio Cruz, madre de Gonzalito, recordó que minutos antes de la tragedia le había comprado golosinas al niño, y él estaba muy contento con los demás pequeños.

“Empezaron a jugar, y luego yo me fui un momento hacia adentro. De repente mi hija me fue a ver corriendo, y me dijo: a mi hermanito lo atropellaron”, refirió el ama de casa.

Los familiares de Rivera Antonio pidieron a las autoridades una efectiva investigación y que se aplique la ley.

“No es justo. Mi hijo estaba hasta allá, en la equina, y el carro estaba aquí. No sé cómo es posible… se fue así… se fue chueco, y aquí tenía mucho espacio (el conductor)”, dijo la señora.

Hasta el momento se encuentra detenido el conductor involucrado en el accidente. Él se llama Jerónimo Vázquez Gaytán, de 35 años y quien labora en un taller de soldadura aledaño a la casa de la víctima.

Vázquez Gaytán iba al volante de una camioneta Ford Ranger tipo plataforma. La unidad estaba estacionada afuera del negocio, junto al portón y él se dispuso a moverla para meter otro vehículo.

Durante la maniobra no se percató de la presencia de los niños, hasta que sintió que la unidad golpeó “algo”. Se detuvo y observó al bebé en el suelo.


dezr