AGUSTÍN MARTÍNEZ
24 de noviembre de 2017 / 09:43 p.m.

ESPECIAL.- Estrella Abigaíl tenía tan sólo 16 años. Era feliz con su pareja sentimental, tres años mayor que ella, y como cualquier persona joven, tenía tantos planes, sueños y metas por cumplir.

La adolescente perdió la vida la noche del jueves, cuando la motocicleta en la que viajaba, y que conducía su amado, derrapó después de que un bravo perro se les echó encima y les hizo perder el equilibrio.

Mientras él sólo sufrió golpes leves, ella resultó con graves fracturas en el cráneo tras golpearse contra unas piedras, y murió de manera casi instantánea.

El incidente tuvo lugar en la calle principal del ejido Los Fierros, unos 20 kilómetros al surponiente de la cabecera municipal de García.
Como Estrella Abigaíl González Gámez fue identificada la ahora occisa, quien habitaba en los alrededores de la colonia Renacimiento, en la misma localidad.

Sus padres, sus dos hermanos y casi todas sus amistades radican en la avenida Juárez, de la colonia José Páez, cerca de la zona de los panteones.

Los restos de la joven comenzaron a ser velados la noche del viernes, mientras el probable responsable del accidente permanecía retenido, bajo investigación.

Se trata de su pareja sentimental, Obed Castillo de la Rosa, de 19 años y quien conducía la motocicleta marca Kurazai, color gris con negro.

Trascendió que la tarde noche del jueves, ambos llegaron al ejido Los Fierros para visitar a unos familiares del muchacho.
Apenas ingresaban al poblado, cuando un perro comenzó a ladrarles y a perseguirlos, por lo que Obed intentó en todo momento esquivarlo.

Sin embargo, la insistencia y bravura del can fue mayor, al grado de que se abalanzó sobre el frágil vehículo y lo derribó, causando la aparatosa caída de la pareja.

Aturdido, Castillo de la Rosa se levantó y trató de ayudar a su amada, pero ella no reaccionó, pues estaba inconsciente y sangrando de los oídos.

De inmediato el pidió auxilio a sus familiares, quienes llamaron al número de emergencias, arribando momentos después varios elementos de Protección Civil, pero ellos ya no pudieron hacer nada.
Minutos más tarde se hicieron presentes las autoridades investigadoras, y el cuerpo de la infortunada adolescente fue levantado ya en la noche, para ser llevado al Servicio Forense de Monterrey.

Trascendió que Estrella y Obed tenían casi dos años viviendo en unión libre. No tuvieron hijos, y entre sus planes principales era casarse por lo civil y por la Iglesia en cuanto ella alcanzara la mayoría de edad.


pjt