AGUSTÍN MARTÍNEZ
15 de febrero de 2017 / 11:42 a.m.

MONTERREY.- Fueron 13 días los que el oficial de Tránsito Santiago Calvo de la Cruz mantuvo una cerrada lucha contra la muerte, tras ser impactado por un camión urbano en el centro de Monterrey.

Fueron casi dos semanas en las que sus compañeros y familiares esperaron el milagro de su recuperación, pero lamentablemente esto no ocurrió.

El joven de 30 años falleció en el Hospital Universitario, a casi dos semanas de que sufriera el accidente, cuando perseguía a un automovilista que evadió un filtro antialcohol.

Los restos de Calvo de la Cruz serán trasladados este día a su natal Veracruz.

El joven se desempeñaba como agente motociclista en la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey. Tenía el turno nocturno, y estaba asignado al operativo antialcohol.

Santiago dejó en el desamparo a su esposa y tres hijos, el menor de tan sólo unos meses de nacido, y el mayor de seis años.

El accidente ocurrió el martes 31 de enero en las calles Reforma y Mariano Arista.

El joven veracruzano apoyaba en el filtro de revisión instalado en Colón y Zaragoza.

De repente observó que el conductor de un automóvil Tsuru dio vuelta en "U" y circuló en contra por Colón, con la intención de evadir el operativo. Santiago Calvo lo siguió en su motocicleta.

La persecución avanzó por la calle Arista hacia el sur, pero fue corta.

A la altura de Reforma el elemento preventivo fue impactado por un camión de la ruta 228-Valle de Santa María.