17 de noviembre de 2014 / 01:36 a.m.

Galeana. – El no saber nadar y separarse de un grupo con el que iban, les costó la vida a tres menores de edad quienes fallecieron en el interior de una represa ubicada en el Ejido Puerto Acapulco en Galeana.

Protección Civil de Nuevo León, informó que el alcalde del mismo municipio solicitó el apoyo del helicóptero al mediodía día de este domingo, pues se buscaba que los niños fueran trasladados a la ciudad para ver si eran salvados.

Sin embargo al llegar al sitio, los mismos vecinos ya habían sacado dos cuerpos y a los pocos minutos de haber llegado los elementos, el tercero fue rescatado de la represa, pero también sin vida.

Según la versión de ejidatarios, los menores habían acudido a una peregrinación y se separaron del grupo sin que nadie se percatara, en total eran cuatro, ellos llegaron a la represa y a pesar de que estaba cerrada con malla ciclónica ingresaron a la misma.

El primer menor se metió al agua, y aparentemente resbaló, luego otro intentó ayudarlo ya que no sabía nadar, pero éste tampoco tenía conocimientos; ante la desesperación de que ninguno salía, el tercero se metió a la represa, y los tres fallecieron por sumersión.

El cuarto menor, vio lo que ocurrió y se retiró del lugar, fue más tarde cuando enteró a otras personas de lo que sucedió.

El ejido se encuentra a más de dos horas de la cabecera municipal, por lo que fue complicado tener comunicación con los cuerpos de rescate y la ayuda llegó muy tarde.

Los menores que fallecieron y que tienen enlutado al ejido Santa Clara -que es donde habitaban-, fueron identificados como: Pablo Azael Peña Herrera, de 11 años; Luis Inocencio Camacho Casas, de 12; y Luis Alberto Saucedo Martínez, de 14.

Una vez lo ocurrido, los padres de los menores arribaron al sitio, sin embargo sus pequeños ya estaban muertos en la represa que tenía una profundidad de alrededor de cuatro metros.

Autoridades municipales, Bomberos, e incluso Protección Civil del Arteaga, Coahuila acudieron al llamado, pero nada se pudo hacer.

A la comunidad acudieron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones quienes tomaron evidencia de los hechos.

En tanto personal de Protección Civil se retiró, pues no fue necesario el traslado.

El comandante operativo Luis Alberto Rodríguez, recomendó a la población no descuidar a sus hijos durante esta temporada de peregrinaciones para evitar una tragedia como la de este domingo.

FOTO: Archivo

MARILÚ OVIEDO