17 de abril de 2014 / 12:18 p.m.

Monterrey.- Cuatro albañiles murieron luego de que una marquesina les cayera encima cuando realizaban labores de remodelación en la fachada de un restaurante y construcción de una banqueta del mismo negocio.

El llamado de auxilio lo hicieron los trabajadores compañeros de las víctimas, solicitando el apoyo de los puestos de auxilio quienes al llegar y revisar a los trabajadores de la construcción ya no presentaban signos vitales.

El restaurante donde se encontraban laborando es el Campay que se ubica en la avenida Roble 635 de la colonia Valle de Campestre en el municipio de San Pedro Garza García.

En el sitio del accidente fueron identificadas sólo dos de las víctimas, el primero de ellos es Benigno Vallejo Flores de 47 años de edad y quien tenía su domicilio en calle 18 de Octubre en la colonia Santa Martha en Escobedo, en tanto que otra de las personas fue identificada como Héctor López Ochoa quien contaba con 36 años de edad, domiciliado en la colonia Fomerrey 115 en la zona norte de Monterrey, en tanto que los otros dos permanecen como No Nombre.

Elementos de la uniformada de San Pedro llegaron al sitio del accidente, acordonando el sector a más de 200 metros tratando de evitar que el accidente fuera captado por los medios.

Familiares de los trabajadores llegaron al lugar luego de ser avisados por otros de los compañeros de los ahora occisos, sobre el lamentable accidente y cayeron en una crisis de histeria al ser enterados de la mala noticia.

Las autoridades tardaron de dos horas en dar fe de los hechos puesto que no era ubicado personal del Ministerio Público para que acudiera a tomar conocimiento del accidente de trabajo.

Personal de la Cruz Roja metropolitana y de Protección Civil de Monterrey y del Estado, tuvo que apoyar en las labores de rescate pues los cuerpos quedaron bajo las lozas de los restos de la marquesina de la negociación donde se encontraban laborando.

Luego de más de 3 horas de ocurridos los hechos, personal de servicio médico forense traslado los cuerpos al anfiteatro del hospital universitario para la autopsia que marca la ley.

Debido al hermetismo con el que actuaron las autoridades, no se dio a conocer las causas del accidente y tampoco se logró saber si contaban con las medidas de seguridad para trabajar en este lugar por lo que ahora las autoridades deberán rendir un informe detallado de los lamentables hechos.

Alberto Vázquez