15 de febrero de 2014 / 12:00 a.m.

Montemorelos.- En cuestión de segundos, cuatro personas perdieron la vida de manera instantánea en un choque frontal que dejó además un saldo de cuantiosos daños materiales y la fuerte movilización de cuerpos de rescate de los tres niveles de gobierno.

El fatal accidente se registró sobre el kilómetro 190 de la vía federal a la altura del tramo conocido como Las Marianas, sitio en el que quedaron completamente destrozados dos vehículos, ambos con dos personas sin vida en el interior.

Uno de estos sería un automóvil tipo Tsuru con placas del Estado de Tamaulipas con razón social del INEGI, en el interior del mismo quedaron los restos de un hombre que lo manejaba y que hasta el momento no han sido identificados.

También fue encontrada una mujer que según una credencial respondía al nombre de Belinda Rincón Vargas, quien ostentaba el cargo de Coordinadora Estatal del INEGI en Tamaulipas.

El segundo vehículo participante y el cual quedó reducido a chatarra sería una camioneta tipo Hilux de la marca Toyota en color azul con placas de Campeche, en esta viajaban según las autoridades dos mujeres que perdieron la vida, mismas que no fueron identificadas. Además en la camioneta que se trasladaban se encontraron varios kilos de pescado y mariscos.

A pesar de la llegada de paramédicos de la Cruz Roja de Montemorelos y Linares nada se pudo hacer por salvarle la vida a las cuatro personas que se encontraban completamente prensadas en el interior de ambos automóviles, siendo estos retirados con el equipo de rescate urbano de la Cruz Roja de Linares a cargo de Juan de Dios Salazar.

Se informó que según la evidencia encontrada en la zona del aparatoso choque, el vehículo del INEGI circulaba con dirección a Linares, al llegar al kilómetro 190 su conductor por causas que se desconocen perdió el control del volante y tras caer a la cuneta central salió prácticamente volando hacia el carril contrario para estrellarse de frente con la camioneta a la cual le arrancó por completo la cabina sobreviniendo la lamentable tragedia.

Ubaldo Reyna