REDACCIÓN
17 de julio de 2015 / 09:22 p. m.

Santa Catarina.- El mecánico que fue ejecutado este viernes, en su domicilio, en el municipio de Santa Catarina podría haber sido víctima de cuestiones relacionadas con la delincuencia organizada, porque presuntamente, uno de sus hijos pertenece a un grupo criminal.

José Ángel Medrano Eguía, de 64 años de edad, fue asesinado de un balazo en la cabeza por un hombre que lo sorprendió mientras almorzaba, y le disparó con un arma calibre .45.

Una hija del occiso fue testigo de los hechos y aseguró que el presunto responsable llegó a su casa ubicada en Privada Benito Juárez y Valle de la Cruz, en el Fraccionamiento Real del Valle, a bordo de un vehículo Cutlas de modelo antiguo, en el cual viajaban otros tres sujetos con los que huyó después de dispararle a su padre.

Aparentemente, la joven se encontraba en el baño de su domicilio, cuando escuchó que uno de los presuntos delincuentes empujó la puerta principal de la vivienda y luego escuchó la detonación.

Horas después de los hechos, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones establecieron que Medrano Eguía tenía antecedentes criminales desde 1986 por delitos sexuales, allanamiento de morada y daño en propiedad ajena.

Pero, lo principal, es que el occiso era padre de un sujeto identificado como Jesús Ángel Medrano Esmeralda, apodado "El Tiburón".

Trascendió que Medrano Esmeralda colaboraba con integrantes de una célula de un grupo criminal que opera en ese municipio.

En los últimos meses se distanció de las actividades delictivas que realizaba con su bando y supuestamente se alió con otro grupo de criminales.

Por lo que las autoridades presumen que las decisiones de "El tiburón", quien presuntamente tiene cuentas pendientes con la justicia, están relacionadas con el deceso violento de su papá que se dedicaba a trabajar en el taller mecánico que había establecido en su vivienda.