REDACCIÓN
20 de mayo de 2016 / 11:59 a.m.

García.- La Procuraduría de Justicia en Nuevo León confirmó que fue homicidio y no un accidente la muerte del niño que el lunes se asfixió en una cubeta, por lo que la niñera que lo cuidaba quedó detenida.

María de los Ángeles Rodríguez Chávez
, de 55 años, quedó imputada este jueves por el hecho y permanecerá recluida en las celdas de la Policía de Santa Catarina, por lo menos, hasta el sábado cuando le resuelvan la situación legal que corresponde.

En un principio trascendió que el pequeño Ricardo, de 5 años, había muerto al caer por accidente al bote de plástico de 30 litros que estaba en el interior de su domicilio ubicado en la colonia Hacienda del Sol, en el municipio de García.

Horas después, el agente del Ministerio Público estableció que cuando el menor estaba dentro del recipiente, la mujer que lo cuidaba le colocó la tapa hasta que quedó sellada, por lo que el menor murió de asfixia por sofocación, de acuerdo a los resultados de la autopsia.

Al ser detenida, Rodríguez Chávez, quien recibía 300 pesos de pago semanal por cuidar durante las tardes al Ricardo y a su hermanito, de un año de edad, dio varias versiones de lo ocurrido y negó su responsabilidad en el hecho.

Pero una de las primeras declaraciones la hizo ante dos elementos de la Policía de García, a quienes confesó que el niño estaba en el bote cuando le colocó la tapa hasta que quedó sellada y luego ya no pudo abrirla.

Muerte de niño en cubeta no fue accidente, fue homicidio: PGJNL
La tragedia ocurrió en un domicilio de la colonia Hacienda del Sol, en el municipio de García | ESPECIAL

Ante los uniformados, María de los Ángeles comentó que se asustó, cuando no pudo destapar el bote y salió a pedir ayuda al vecino de enfrente, quien a su vez reportó los hechos a las autoridades y solicitó auxilio.

Aunque confesó los hechos a los policías, al ser presentada ante el juzgador, la niñera se apegó a los beneficios del artículo 20 por recomendación de su defensora oficial y solicitó la ampliación del término constitucional, por lo que será hasta el sábado cuando le resuelvan la situación legal que debe enfrentar.

En la diligencia estuvo presente el padre de la pequeña víctima y trascendió que su madre regresó a su estado natal, Veracruz, para darle cristiana sepultura a su hijo.