AGUSTÍN MARTÍNEZ
16 de noviembre de 2017 / 08:36 p.m.

MONTEMORELOS.- Son pocas las pistas que tiene la Policía para resolver el caso de la señora Juana Marisela Flores, quien fue encontrada asesinada la tarde del miércoles en su casa de Montemorelos.

Hasta ahora los indicios apuntan a un robo como probable móvil, pues el o los homicidas se llevaron la camioneta de la víctima, aunque tampoco se descarta algún problema personal.

Ella tenía varios meses habitando el domicilio, aunque era residente americana en Texas, y estaba en Montemorelos sólo mientras vendía la propiedad.

Debido a que la mayoría de las viviendas de la colonia Paseo Santa Fe están dispersas, o sus moradores no están la mayor parte del día, la Policía Ministerial ha tenido dificultades para obtener testimonios.

Una vecina que radica cerca del lugar de los hechos, por la calle Paseo del Ángel, comentó que la última vez que vio a Flores Suárez fue la mañana del lunes.

Aunque solía intercambiar el clásico saludo, nadie en el vecindario tenía trato con ella, salvo una de sus primas que habita en la misma colonia, a dos cuadras.

Un albañil que trabaja desde el martes en la casa que está en la acera contraria, refirió no haber visto ningún movimiento en la finca, por lo que se presume que el crimen fue cometido en el transcurso del mismo lunes.

Desde entonces no se sabe nada de la camioneta de la víctima, una Nissan Rouge de color azul, de reciente modelo y con placas de circulación de Texas.

Una fuente policiaca reveló que la señora falleció a causa de un traumatismo craneoencefálico, aunque también presentaba golpes en diversas partes del cuerpo.

Divorciada desde hacía varios años, Juana Marisela residía en las afueras de Houston, donde se quedaron esperándola sus hijas, una de las cuales arribó a Monterrey para realizar los trámites legales.
Pese a la sustracción de la camioneta, las autoridades mantienen algunas dudas con respecto al móvil como probable robo, pues no detectaron desorden dentro del inmueble.

No descartan que el o los agresores la hayan despojado de sus pertenencias personales, como dinero o joyas, luego de que ella les diera acceso para mostrarles la casa que tenía en venta.

Este crimen fue descubierto por la prima de la ahora occisa alrededor de las 14:00 horas del miércoles, al ir a buscarla, extrañada porque tenía dos días sin contestar el celular.


pjt