AGUSTÍN MARTÍNEZ
28 de julio de 2018 / 05:46 p.m.

MONTERREY.- A Doña Estéfana le faltaban tan sólo unos metros para llegar a su casa, después de una larga jornada de trabajo en la limpieza de una bodega de plásticos en el norte de la ciudad.

Sus cinco hijos y sus 10 nietos se quedaron esperándola para siempre. Es la historia de la mujer que murió la tarde del viernes al ser atropellada por un automóvil en la avenida Bernardo Reyes.

Mientras el joven conductor permanecía bajo investigación en un Centro de Orientación y Denuncia de la Fiscalía del Estado, los deudos comenzaron a velar a la víctima en una funeraria de la colonia San Bernabé.

Los restos de Estéfana Piña Fuente, de 68 años de edad, serán despedidos este domingo en la mañana en un panteón de Escobedo.

Ella tenía su domicilio en la calle Primera Avenida, de la colonia Santa Fe, a tan sólo unos metros de donde fue atropellada, en la avenida Bernardo Reyes, unos metros al norte de Fidel Velázquez.

Sus familiares y vecinos se quejaron de la inseguridad y el riesgo que representa cruzar la avenida Bernardo Reyes, a pesar de que las incontables solicitudes ante el Municipio, para que construya un puente peatonal en esa área.

Comentaron que, a lo largo de casi 10 años, desde que se construyó el puente vehicular que pasa por Bernardo Reyes sobre Fidel Velázquez, en el mismo sitio han perdido la vida alrededor de 10 personas.

Choques, volcaduras, pero principalmente atropellos, han sido frecuentes en ese sector ante la falta de un paso peatonal elevado, o cuando menos la vigilancia de agentes de Tránsito.

La señora de 68 años regresaba a su casa la tarde del viernes, después de laborar en una bodega de la colonia Constituyentes del 57, en la misma zona.

Se disponía a cruzar la peligrosa arteria de oriente a poniente, cuando un automóvil Tsuru la impactó a alta velocidad y la proyectó varios metros, acabando con su vida.

En el lugar las autoridades detuvieron al conductor, identificado como José Mario Gallegos Ávila, de 23 años y a quien turnaron ante un agente del Ministerio Público.

Ante los agentes viales Gallegos Ávila señaló que avanzaba por un carril lateral hacia el norte, justo donde termina el puente, pero al espejear para incorporarse a los carriles principales, no se percató de la presencia de la señora y la arrolló.

Los deudos expresaron que esperan justicia, que las autoridades realicen una adecuada investigación y la muerte de la mujer no quede impune.


dezr