AGUSTÍN MARTÍNEZ
31 de julio de 2018 / 08:32 p.m.

MONTERREY.- Los familiares de la señora Crescencia Olvera Dimas quedaron devastados tras el accidente que cobró la vida de la mujer la tercera edad.

Mientras se preparan para darle el último adiós a la víctima del atropello, esperan que las autoridades apliquen la ley, y la empresa de camiones se haga cargo de los gastos funerarios.

Es la historia del ama de casa, de 83 años de edad, que la mañana del lunes fue arrollada por una unidad de la ruta 206 en la colonia Fomerrey 35, en el norte de la ciudad.

Don José Ignacio Jáuregui Moreno acompañaba a su esposa. Acababan de salir de la casa de la hija de ella, y se disponían a abordar el camión para regresar a su domicilio en la colonia Independencia.

“Cambió a verde. Estaba en rojo y cambio a verde, y el camión dio la vuelta casi pegado al cordón (de la banqueta), y mi a mi señora como que la aventó el camión”, relató el hombre de 72 años.

El fatal accidente ocurrió en la avenida Camino Real y De las Uniones, en Fomerrey 35. El principal testigo fue precisamente Jáuregui Moreno.

“Pues no, no hallaba ni qué hacer, nomás que una señora me trajo para acá, ahí con la hija de ella, y de aquí fuimos ahí a declarar. Mis nietos fueron conmigo”, aseveró.

La noticia para la familia de Doña Chencha, como le llamaban de cariño, fue por demás trágica. Nadie llegó a imaginar que no volverían a ver más a la señora.

“Ya estaba acordonado ahí el lugar. Al principio no esperábamos que fuera algo tan grave. Nosotros creíamos que había sido un accidente, nada más, y ya cuando llegamos nos dijeron que ya había fallecido”, expresó Ana María Cruz, nieta política de la señora.

En el accidente se involucró una unidad de la ruta 206, cuyo operador, identificado como Luis Carlos López Morales, de 36 años, permanece bajo investigación.

Debido a las condiciones económicas, los deudos de la señora Crescencia les hicieron un llamado a las autoridades y a los encargados de la ruta.

“Pues nomás que nos apoyen con los gastos, porque no podemos nosotros con eso. Que nos ayuden con lo que se va a necesitar en los gatos funerarios, y para lo del panteón”, comentó Cruz Yerena.

Los familiares se preparaban para velar los restos de Olvera Dimas en el propio domicilio familiar de las calles Cuarta de los Ruteros y Del Sector Popular, en Fomerrey 35.

Esta tarde la mujer será despedida en su última morada en un panteón de la localidad.


dezr