AGUSTÍN MARTÍNEZ
3 de mayo de 2016 / 07:48 a.m.

Monterrey.- Lupita era originaria de Parras de la Fuente, Coahuila. A principios de la década se fue de vacaciones con varias amigas a la playa en Ciudad Madero.

Allí conoció a José Manuel, cinco años mayor que ella. Él trabaja en una pequeña fonda propiedad de su tía, a donde la joven y sus acompañantes llegaron a comer.

Desde el sur de Tamaulipas le llamó a su mamá para decirle que se quedaría a vivir con José Manuel, originario de la costa norte de Veracruz.

Por varios meses vivieron felices en aquella región, pero decidieron mudarse a la zona metropolitana de Monterrey, en busca de mejores oportunidades.

Se instalaron en Escobedo, y ahí la pareja encontró empleo en la empresa Crisa, de Monterrey, a donde se desplazaban en diferentes turnos desde su casa en la colonia Plaza Sol.

Fue precisamente al salir del trabajo, la noche del domingo 24 de abril, cuando desapareció Guadalupe Moreno Rada, de 23 años.

Los días siguientes fueron de total incertidumbre y desesperación para sus seres queridos, entre ellos su hijo Josué, de tan sólo tres años y nueve meses de edad. La familia trató por todos los medios de encontrarla.

Desafortunadamente fue asesinada. Su cuerpo lo encontraron la tarde del sábado 30 de abril en un terreno aledaño al centro de reclusión juvenil de Escobedo.