FRANCISCO CANTÚ, IRAM OVIEDO, YADITH VALDEZ
8 de septiembre de 2015 / 06:45 a.m.

Monterrey.- De varias puñaladas una mujer mató a su hija de ocho meses de nacida, dejó en estado grave a otros dos menores e intentó suicidarse sin que logrará su cometido.

La tragedia ocurrió en el interior del domicilio marcado con el número 2859 de la calle Juan de Ayolas, en la colonia Rincón de las Cumbres en Monterrey, donde la madre de familia, identificada como Andrómeda Elisa Cordero Flores, de 35 años, atacó a sus tres hijos por problemas con su esposo.

Los hechos fueron reportados a las 22:30 horas del lunes cuando el padre de familia fue informado de lo ocurrido.

Al llegar al domicilio solicitó la presencia de los paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey, quienes al llegar revisaron a la bebita de nombre Elizabeth, quien se encontraba ensangrentada sobre la cama.

Tras revisarle sus signos vitales, determinaron que había fallecido. Junto con ella se encontraban otros dos menores, Jesús Said y Lucía de cinco y cuatro años respectivamente.

Los hermanitos se encontraban heridos de gravedad, por lo que de inmediato fueron trasladados por su padre a las instalaciones de Doctor Hospital ubicado en la colonia Balcones de Galerías en Monterrey.

Los paramédicos siguieron los rastros de sangre que los llevó hasta el vestidor de la recamara principal y en ese lugar se encontraba la madre de familia desnuda y con ocho heridas producidas con un cuchillo.

De inmediato fue trasladada por el personal médico a las instalaciones del Hospital Universitario donde ingresó de inmediato al quirófano.

Personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) arribaron al domicilio y localizaron en una mesa ubicada cerca de la cama varias cartas con diferentes mensajes que presuntamente eran para sus familiares.

La zona fue cerrada por el personal de la Fuerza Civil, mientras que el personal de Servicios Periciales se encargaba de realizar el levantamiento de evidencias en el interior de este domicilio.

Conforme pasaron las horas, familiares de las víctimas arribaron al domicilio, pero le fue impedido el paso por las autoridades.

Cerca de las 3:00 horas de este martes el cuerpo de la pequeña Elizabeth fue subido a la unidad del Servicio Médico Forense (Semefo) y trasladado al Anfiteatro del Hospital Universitario.