REDACCIÓN
23 de noviembre de 2016 / 08:24 a.m.

MONTERREY.- Tras escuchar argumentos de ambas partes, un juez de control decretó vincular a proceso a la presunta secuestradora de un bebé de dos meses y a su hija, quienes con esto deberán enfrentar un juicio que podría enviarlas varias décadas a prisión.

En una diligencia que duro poco más de una hora, Beatriz Adriana Ramírez Barrientos, de 37 años de edad y su hija, Fernanda Nohemí Ramírez Barrientos, recibieron la notificación, con lo que se abre la carpeta judicial del proceso.

Ellas están acusadas de secuestrar al bebé Emiliano Alejandro Martínez Hernández, de dos meses de edad, del domicilio de sus padres, en la calle Pios de la colonia Bosques de Castilla, en Salinas Victoria.

El delito se cometió la semana pasada, luego de que madre e hija acudieron a la casa de la madre del niño, Brendra Janeth Ramírez Barrientos, de 23 años, y tras golpearla y amagarla con una navaja, la ató para poder llevarse al bebé, que había visto unos días antes.

Según consta en el expediente del proceso, los motivos que tuvo la mujer para llevarse el bebé, fue que quería conservar a su pareja, y durante nueve meses fingió un embarazo que pretendió culminar con el bebé robado que presentaría como propio.

A su hija la involucró al decirle que sólo le darían un susto a la mujer, pero no le enteró de sus intenciones de llevarse al bebé.

Las mujeres fueron capturada en su domicilio de la colonia Los Pilares, cerca de la casa de la bebé.

Tras la diligencia donde fueron vinculadas a proceso, las acusadas pasaron de nuevo al Penal del Topo Chico.